Cambios de ritmo…para tu potencia aeróbica

Publicado: 8 abril, 2012 en Abril 2012

Con los cambios de ritmo se realizan esfuerzos que estimulan al máximo la capacidad de absorción de oxígeno de la musculatura.  Esto sólo se consigue con trabajos a ritmo variable muy próximos al máximo consumo de oxígeno, que coincide con el VO2máx.

Los cambios de ritmo pueden ser un complemento de las series, pero por sí solos son suficientes cuando no se tienen pretensiones tan elevadas, ni tiempo, ni lugares donde realizar las series.

A ritmos de carrera lentos y medios se desarrolla casi exclusivamente una cualidad: la capacidad aeróbica. Pero si se realizan en progresión y próximos al ritmo que queremos en competición (70-80%), también podemos mejorar la potencia aeróbica.

Los rodajes favorecen la resistencia orgánica general, acostumbran al músculo a usar grasas como combustible y conducen a una rebaja en el pulso basal en reposo, con lo que el corazón se hace más eficaz en su trabajo.

A ritmo fuerte, el más próximo al ritmo al que queremos competir por ejemplo en maratón o media maratón, se desarrolla plenamente la potencia aeróbica. Para ello es necesario trabajar también con cambios de ritmo (y/o series de repeticiones de larga distancia: de 2.000ms a 5.000ms).

A ritmos muy fuertes, más rápidos que el de competicón se desarrolla la capacidad anaeróbica. Se consigue entrenando series de repeticiones de media distancia: 1.000ms a 2.000ms. Este entrenamiento anaeróbico implicará un incremento en el rendimiento del ejercicio máximo.

Finalmente los entrenamientos que se realizan a tope sobre distancias cortas, desarrollan la potencia anaeróbica. Este tipo de entrenamiento es más eficaz para corredores de élite, y menos importante para los corredores populares. Son las series más cortas, desde 200ms hasta 400ms. Mejorarán la capacidad de correr con deuda de oxígeno y para resistir el efecto fatigante del lactato.

Entrenar la potencia aeróbica significa realizar esfuerzos que estimulan al máximo la capacidad de absorción de oxígeno a la musculatura. Esto sólo se consigue con trabajos a ritmo variable muy próximos al máximo consumo de oxígeno, como los cambios de ritmo.

La potencia aeróbica es la cualidad que nos va a permitir utilizar durante la carrera un alto porcentaje de nuestro máximo consumo de oxígeno. Los cambios sirven para habituar al organismo a responder a las diferentes demandas que luego se le exigirán a la competición.

Carles LS

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s